-
-

-

-

-









El Criadero



Desde la fundación del Criadero Palmas de Peñaflor, hemos dedicado el mejor esfuerzo a la selección rigurosa de las yeguas de crías, todas provenientes de sangres del mayor linaje corralero, tales como Estribillo, Taco, Colibrí, Salteador y Quicio.  Además dichas madres exhiben logros funcionales importantes o progenie destacada, condición impuesta para su selección, a objeto de garantizar productos adecuados al deporte.

Así llegaron hasta los potreros del Criadero madres acreditadas como la Campeona de Chile Malagueña, y la extraordinaria Carioca, a las que se sumaron otras yeguas de ranking y gran desempeño de la talla de Papelera, Catalina, Rotita, Agua Turbia, Fiestera, Obligada, Tranquera, Camorra, Recesión, Pitagua, Codiciosa y Fugitiva, por nombrar las más conocidas.

A la par de aquello, el criadero adquirió un potro de gran carga genética y especial renombre: Esquinazo, dos veces Campeón de Chile (1990-91 y 1992-93) y Vicecampeón de Chile (1991-92), considerado como uno de los mejores hijos del reproductor Estribillo (padre de innumerables campeones y señalado como Jefe de Raza y Potro del Siglo), agregándose a Esquinazo un mayor potencial por ser hijo de una yegua como la Talavera II, tercera Campeona de Chile e hija de una yegua de antología como la Talavera, madre del reproductor Taco, también calificado por su obra como jefe de raza.

Poniendo especial énfasis en condensar en los potrillos las líneas más firmes del Caballo Chileno, el criadero adquiere otro reproductor de excepción como Qué Más Da en Domingo (Nunca en Domingo-Querencia-Quicio), con el que obtiene la mezcla precisa de genes para las hembras provenientes de Esquinazo.

Con esta simiente y a pesar de los pocos años transcurridos, Palmas de Peñaflor ya grabó su impronta en las medialunas con caballada criolla, toda de ranking o finalistas de campeonatos nacionales, como Tango, Encontrón, Qué Linda, Caprichosa, Estimado, Estupenda y Escándalo, destacando lo conseguido en el último Campeonato Nacional, donde Palmas de Peñaflor fue el criadero con más colleras participando el domingo en la tarde, al estar presente con tres de ellas: Encontrón y Estimado; Esplendor y Ermitaño; y Escogido y Madrigal.

En estos mismos caballos, Palmas de Peñaflor y sus jinetes conformaron una Escuadra Ecuestre que, fusionada con la prestigiosa escuadra argentina de Cabaña La República, de Raúl Moneta, ha venido recreando con gran éxito la historia montada chileno-argentina durante la Semana de la Chilenidad, en un espectáculo sin precedentes que incluso ha estado presente  en la Feria de  Palermo, en Buenos Aires.

Considerando que hace un tiempo Esquinazo completó su ciclo como reproductor, el criadero centró sus esfuerzos en la delicada misión de buscar un sucesor a su altura.  Para ello tomó en cuenta que el reemplazante debía ser igualmente un hijo directo de Estribillo, en una madre también de calificada descendencia.  Tras un detenido análisis, se optó por el potro Santa Isabel Espejo, atractivo potro bayo, hijo de Estribillo y la Alborada (Nidal y Enojadita-Ñipán), semental de gran campaña y padre de innumerables caballos extraordinarios.

 










 

CRIADERO PALMAS DE PEÑAFLOR · TALCA · REGIÓN DEL MAULE · CHILE